0

Dejarte ir.

Imagen

Y un día, te solté la mano. No sé cómo ni cuándo pero cuando me di cuenta ya no estabas a mi lado. 
Y es verdad cuando dicen que todo llega cuando menos lo esperas, porque sin esperarte apareciste y sin querer te fuiste. 
Pero cuando me di cuenta era tarde, ya había dejado de amarte y no quería volver a buscarte. 
Así que, seguí mi camino sin esperar nada ni a nadie.
Más tarde me puse a pensar qué había pasado, cómo hice para olvidarte pero nada me dio la respuesta . ¿Qué era amarte?
Antes de que me diera cuenta volví a sonreír aún sin saber a donde ir.
Nunca más miré atrás. 
Vi tu sombra cerca de mí, como acercándose pero no pude evitarlo y me alejé. 
Cuando no sabía qué iba a ser de mi vida sin vos, todo en ella cambió, los colores parecían verse mejor. 

Y es verdad cuando dice que todo llega cuando menos lo esperas, porque sin querer apareciste y sin querer te deje ir.
Nunca exististe.