0

Ojalá.

Ojalá cierres los ojos y te acuerdes de mí. Ojalá te acuerdes de mí con los ojos abiertos. Ojalá simplemente te acuerdes mí. 
Ojalá te acuerdes de las tardes que caminamos sin parar, agarrados de la mano. Ojalá te acuerdes de tus manos en mi cintura.
Ojalá te acuerdes de las palabras que tus labios pronunciaron. Ojalá te acuerdes de mis labios. 
Ojalá me hayas amado mientras no me conocías. Ojalá me hayas amado cuando me conociste.
Ojalá yo haya sido todo lo que esperabas que fuera. Ojalá haya sido algo para vos. 
Ojalá te acuerdes de cuando me veías y no podías tocarme. Ojalá te acuerdes de la primera vez que hablamos.
Ojalá te acuerdes cuando me mirabas sin parar. Ojalá te acuerdes de mis ojos. 
Ojalá te acuerdes de nuestros abrazos infinitos. Ojalá te acuerdes de mi amor. 
Ojalá me hayas amado cuando me dijiste que me amabas. 

A pesar de todo el pasado, ojalá tu presente sea maravilloso. Ojalá tus días estén llenos de luz. Ojalá tu alma y tu corazón estén contentos y en paz. Ojalá sigas siendo el mismo. Ojalá seas feliz. Ojalá tengas una sonrisa en el mismo instante en el que estas leyendo esto. 

Cierra los ojos. Pide un deseo.

      Cierra los ojos. Pide un deseo.

0

Dejarte ir.

Imagen

Y un día, te solté la mano. No sé cómo ni cuándo pero cuando me di cuenta ya no estabas a mi lado. 
Y es verdad cuando dicen que todo llega cuando menos lo esperas, porque sin esperarte apareciste y sin querer te fuiste. 
Pero cuando me di cuenta era tarde, ya había dejado de amarte y no quería volver a buscarte. 
Así que, seguí mi camino sin esperar nada ni a nadie.
Más tarde me puse a pensar qué había pasado, cómo hice para olvidarte pero nada me dio la respuesta . ¿Qué era amarte?
Antes de que me diera cuenta volví a sonreír aún sin saber a donde ir.
Nunca más miré atrás. 
Vi tu sombra cerca de mí, como acercándose pero no pude evitarlo y me alejé. 
Cuando no sabía qué iba a ser de mi vida sin vos, todo en ella cambió, los colores parecían verse mejor. 

Y es verdad cuando dice que todo llega cuando menos lo esperas, porque sin querer apareciste y sin querer te deje ir.
Nunca exististe. 

0

Vamulodico Temporásico.

Perfecto es poco.

La gente no ayuda.

Se consultó mentalmente una vez más si valía la pena. Intentó acomodarse en vano las molestas ropas que le apretaban y miró calmado a la pantalla que resplandecía. Sentía un calor molesto, no lo suficientemente fuerte como para ser agobiante, pero sí lo suficiente para que lograra irritar sus nervios. Combinando aquello con la sequedad de su garganta simplemente preferiría estar en otra parte, pero dentro suyo se sentía en la obligación de lograr aunque sea la realización de unas pocas palabras, inició entonces:

El tiempo siempre fue una persona. Lo sé, porque lo vi al irse, pero jamás al llegar.

Se echó hacia atrás en la silla, inclinándola un poco y dejando apoyadas en el piso las dos patas traseras. Entrecerró los ojos un poco mientras releía la frase y la hacía vagar por su mente. Se echó hacia adelante finalmente y escribió:

El tiempo siempre fueron dos personas…

Ver la entrada original 179 palabras más

2

¿Todos los caminos conducen a Roma?

Imagen

A veces me siento perdida y no sé qué camino tomar. Supongo que a todos alguna vez les pasó y supongo que supieron solucionarlo, pero yo justo en este momento no veo ningún camino a mi alcance. Digo, hay tantos caminos pero al mismo tiempo no hay ninguno y además de estar perdida en mi interior tengo tanta gente a mi alrededor que me dice qué tengo que hacer. Pero no sé si me aconsejan o me obligan y estoy más perdida que antes. 
Tal vez las cosas no me salieron como quería pero ni siquiera sé si era eso lo que quería. No sé si arruiné todo a propósito o si no fui lo suficientemente buena… Lo único que sé es que el destino que creí que era para mí ya no lo es más o al menos durante todo este año. 
Lo peor de todo es que decepcioné a todos y ver sus caras cuando me preguntan cómo me fue… No se lo esperan. Más allá de todo me siento incomprendida pero me sale natural hacerme la superada. No es que no me importe… Pero no quiero que me importe porque no quiero sentir ese dolor que sé que está ahí. 
Se abre ante mí un nuevo abanico de caminos que me incitan a ir, pero sólo puedo elegir uno y nunca, nunca volver. Así me siento. Si elijo un solo camino me voy a sentir presa de él y no es así como debería sentirse, sólo que todavía no lo elegí y no me siento en condiciones de hacerlo pero sé que el tiempo vuela y no me espera. Nadie me espera y veo a todo el mundo pasar por delante de mí, corriendo, desesperada y yo estoy acá sentada mirándolos, viendo como sus vidas explotan de estrés.

No voy a decir que estoy contenta porque no lo estoy, sólo que ahora decidí poner bajo llave todo tipo de sentimiento por miedo a sentir algo que no quiero. Ojalá Roma sea la felicidad y ojalá llegue a tiempo para poder disfrutarla. 

0

No nos perderemos el uno al otro.

Era uno de esos amores que te embriagan. De esos que te hacen mal, pero de los que siempre queres más. Cómo? No hay lógica explicación. Y me sigo preguntando entonces si era amor o si algo de todo aquello me gustaba a pesar de que todo me lastimaba.
Supongo que nunca lo sabré, nunca hay tiempo para preguntas y las respuestas jamás llegan y después de todo el tiempo compartido, alguna vez te habrás preguntado cómo sería tu vida sin mí o será que lo vivimos tantas veces que ya lo sabías? Porque yo ya sabía que iba a dejarte atrás cada día y que iba a pensarte cada noche antes de irme a dormir.
Qué tipo de amor es este? No hay cosa más adictiva que tu amor.
Era de esos amores raros, que se miraban con odio pero con pasión, que se extrañaban pero que nunca estaban cerca y que si en serio se hubieran extrañado hubieran estado más tiempo juntos del que decían extrañarse. Esas palabras que se llevo el viento o el tiempo o algo… Algo que se llevo ese algo que teníamos entre nosotros dos.
Pero todavía me acuerdo cuando me dijiste que siempre íbamos a volver a enamorarnos. Y cómo no enamorarme? Si sos todo lo que me falta, todo lo que no tengo y siempre deseo ser. Sólo soy mejor persona cuando estas cerca y espero siempre encontrarte de nuevo.

 

Imagen

0

Pequeños sueños.

Te vi y corrí hacia vos. Después de todo este tiempo esperar sólo un segundo más, me parecía una perdida total de tiempo. Estabas ahí parado, esperándome, esperando a que corra y caiga en tus brazos. Y yo sabía exactamente que tenía que hacerlo, porque una vez más, como tantas veces en nuestra vida, nos leímos el pensamiento. 
Mi corazón parecía querer salirse y llegar antes que yo. De repente nuestros pechos chocaron, me dejé caer casi muerta en tus brazos y mis brazos envolvieron tu cuello, apretándolo. Hundí mi cara entre tu hombro y tu cuello y me acerque los más posible a vos. 
Tus brazos me rodearon un poco más arriba de la cintura y sentí la fuerza que hacías, mientras tu cara se escondía entre mi pelo tan desordenado al viento. 
Tu sola presencia tan cerca de mí, me hizo sentir que estaba soñando y cerré los ojos para percibirte con todos mis sentidos. Respiré profundo y pensé: Te extraño. Y todavía más mis brazos se apretaron para no dejarte ir nunca. 
Sentí que nada en el mundo me podía destruir porque te tenía a vos, cerca de mí, abrazándome, protegiéndome. Quería quedarme en silencio y que no se termina nunca pero un rayo de sol entró por la ventana y me vi enredada entre todas las sábanas, dando vueltas en la cama. 

Imagen